Demasiadas veces  se hace una descripción  de la tecnología en sí misma, pero perdiendo la  referencia del valor que esta tiene para las empresas.

¿Cómo traducimos en valor real la incorporación de tecnología?, mejor ¿cómo lo expresamos?  o ¿cómo lo medimos?

En demasiadas ocasiones expresamos con intangibles  el valor de algo pero sin poder cuantificarlo. En ocasiones, la duda que nos asalta  puede ser: pero en el fondo, ¿esto es realmente valioso? Para expresar el verdadero valor de algo desde el punto de vista empresarial, podemos describirlo de muchas formas, pero además, en términos económicos.

Frases como, “Esto es más rápido o más flexible”, están bien y son parte de la historia pero cuando las cosas se quedan solo aquí, reconozcámoslo, puede que en el fondo no sepamos bien para que sirve realmente esa pieza de tecnología.

El valor de la tecnología debe ser expresado en unidades de medida interpretables en el mundo de la empresa.  Y,  normalmente estas medidas son tiempo o dinero, que son dos caras de la misma moneda. No siempre podemos llegar a afinar tanto como nos gustaría, es cierto, no siempre es obvio, también es cierto. En ocasiones, la traducción económica del valor es sencilla, en otras implicará un buen conocimiento del negocio, entender la estrategia, las metas y realidades actuales.

Pero hacer el esfuerzo implica tratar de entender genuinamente la naturaleza de la empresa y su cadena de valor. Esto,  en última instancia,  permite describir económicamente donde encaja la nueva pieza de tecnología, dentro del conjunto del negocio y sus planes de futuro.

A fin de cuentas, la empresa es quien consume la tecnología y parece más razonable que cuando nos dirijamos a una empresa hablemos más en términos de empresa que en términos de tecnología.

Para plantear adecuadamente este enfoque se requiere un conocimiento “situacional”, alguien que comprenda bien el mundo  de la empresa y de la tecnología.

En esencia, este debe de ser el enfoque de un CIO. Alguien que debe tener siempre en cuenta como la empresa puede servirse de la tecnología para alcanzar sus objetivos.

Aquí es donde te puedes poner en contacto con nosotros

Totalmente opcional claro, tú eres el único que puede decidir si tu negocio necesita más estructura, mejores procesos y una cultura digital.

Tú decides, nosotros te dejamos aquí un botón por si quieres usarlo.

© Secuencial Consulting 2021